HOMOTOXICOLOGIA

La Homotoxicología es una ciencia de la medicina que estudia la acción de las homotoxinas en los procesos fisiológicos y su presencia genera un estado alterando la salud al cual denominamos enfermedad.

La Homotoxicologia fue desarrollada por el Dr. Hans H. Reckeweg,  y es una rama de la Medicina Biológica, la cual considera las enfermedades como un estado en el cual el organismo, a través de un conjunto de reacciones naturales de defensa como la fiebre, diarrea, inflamaciones e incluso enfermedades que suponen un riesgo para la vida, enfrenta la acción de las toxinas.

Una TOXINA es una sustancia que ha penetrado el cuerpo humano, provocando efectos nocivos en los órganos favoreciendo la aparición de enfermedades.

Las toxinas pueden ser de origen exógeno como son las bacterias, virus, contaminación ambiental, conservadores químicos de los alimentos, pesticidas, venenos, tabaco, alcohol, abuso de fármacos, comida chatarra, etc. La exposición a los contaminantes ha sido asociada con la aparición de graves enfermedades y alteraciones del desarrollo, incluyendo: diversos tipos de cáncer, depresión del sistema inmunológico, desórdenes del sistema nervioso, daños en el sistema reproductor, trastornos en los sistemas hormonales, etc. Y toxinas endógenas que provienen del propio metabolismo de las células y que no pueden ser eliminadas como el colesterol y el ácido úrico, urea, índoles, entre otros.

El organismo posee un sofisticado sistema natural de desintoxicación para neutralizar y eliminar toxinas, pero algunos factores condicionantes de nuestro estilo de vida, como  causa  de enfermedades  son los factores externos que  ingresan en el organismo mediante la alimentación o la respiración, y tienen  efectos nocivos sobre el sistema  humano pudiendo acumularse y potenciarse  mutuamente (hábitos  de vida poco  saludables, contaminación ambiental, alimentación desequilibrada, consumo de sustancias  toxicas, escasa actividad  física, estrés, etc.), pero también hay una  serie  de factores  internos que  deben  ser tomados en cuenta, como desequilibrios  emocionales, y cualquier producto fisiológico intermediario, que al bloquearse su metabolismo y acumularse en exceso, contribuyen a que las toxinas se acumulen en nuestro organismo.

Normalmente, estos  factores  tienen  un efecto  sumatorio, lo que  contribuye a  aumentar el riesgo de aparición y desarrollo  de dichas enfermedades.

Todos los días ingresan toxinas al organismo y aunque los mecanismos de eliminación  pueden en principio compensar estos efectos dañinos, con el paso del tiempo resultan sobrecargados. Estas toxinas se eliminan por medio del sudor, orina, heces fecales, secreciones nasales, saliva y la respiración, y  mientras se mantenga el equilibrio  entre las toxinas que ingresan y las que se eliminan, el organismo estará  libre de enfermedades.    La toxicidad  ocurre cuando tenemos mayor cantidad  de toxinas de las que el organismo es  capaz de eliminar favoreciendo su acumulación en un principio en el líquido extracelular que rodea a las células, y provocando daño  celular de tejidos y órganos en el ser  humano.

Síguenos.!!